miércoles, 5 de diciembre de 2018

Australia y su historia


En esta entrada voy a comentar ciertos puntos económico-político-institucional de los últimos 200 años en Australia:

La expropiación del continente:

En la década de 1820, numerosos oficiales, soldados y presos libres habían trasformado las tierras que obtuvieron del gobierno en granjas. Las noticias que llegaban de Australia, que hablaban de tierras a buen precio y muchas oportunidades de trabajo, estaban trayendo cada vez a más barcos repletos de emigrantes procedentes de Gran Bretaña. Los colonos empezaban a adentrarse en los territorios aborígenes, a menudo pistola en mano, en busca de agua y pasto para el ganado.  
En 1825, un conjunto de soldados y presidarios se establecieron en el territorio de la tribu Yuggera, próximo de la actual ciudad de Brisbane. Perth fue colonizada por caballeros ingleses en 1829, y en 1835 un colono ilegal zarpó de la bahía de Puerto Phillip y escogió el lugar para la ciudad de Melbourne. A la vez, una compañía privada británica colonizó en Australia Meridional.

La fiebre del oro atrae riqueza, emigrantes y rebeliones:

¿Dónde se descubrió el oro? El oro se descubrió en 1851 en Nueva Gales del Sur y en la zona central de Victoria y cautivó a muchos jóvenes de las colonias. Se juntaron a barcos procedentes de China llenos de oro. En Victoria, los intentos del gobernador británico por implantar el orden desembocaron en una lucha contra la autoridad de Eureka Stockade en 1854. A pesar de la violencia en los yacimientos de oro , las riquezas adquirieron de este metal precioso y la lana proporcionaron considerables inversiones en Melbourne y Sídney que, durante la década de 1880, se transformaron en ciudades modernas y elegantes.   




Australia se convierte en una nación:

El 1 de enero de 1901 Australia con sus seis estados se convirtió en una nación dirigida por una única constitución. Una de las primeras leyes del nuevo parlamento nacional fue aprobar una legislación, conocida posteriormente como la Política de la Australia blanca, que limitaba la migración a personas de origen principalmente europeo. Esta política dejo ser válida después de la Segunda Guerra Mundial y actualmente, Australia cuenta con personas procedentes de más de doscientos países.



  
Los australianos van a la guerra:

La Primera Guerra Mundial tuvo consecuencias ruinosas en Australia, ya que contaba con menos de
tres millones de hombres en 1914, sin embargo casi 400 000 se registraron como voluntarios para luchar en la guerra. Se estima que murieron unos 60 000 y decenas de miles resultaron heridos.  Como reacción a este terrible periodo, la década de los años veinte del siglo pasado fue un revuelo de nuevos automóviles, películas y jazz, procedentes de los Estados Unidos. Cuando tuvo lugar la Gran
Depresión de 1929, las divisiones sociales y económicas aumentaros y considerables instituciones financieras australianas fracasaron.
Durante la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas armadas australianas ayudaron en gran parte en la victoria de los Aliados en Europa, Asia y el Pacífico.




Nuevos australianos llegan en un momento de boom después de la guerra:

En 1945 con el final de la guerra, cientos de miles de emigrantes de toda Europa y Oriente Medio llegaron a Australia en busca de un empleo en el sector manufacturero, que estaba en plena expansión. La economía de Australia aumentó en los años cincuenta, con proyectos relevantes para el país, la demanda internacional aumentó en lo que respecta a las principales exportaciones de Australia: metales, lanas, carnes y trigo.

Actualidad:





Australia es el único país de la OCDE que no entró en recesión durante la crisis financiera. La economía australiana vivió 25 años de crecimiento económico, ahora cuenta con una de las tasas de crecimiento más altas del mundo desarrollado. La tasa de crecimiento del PIB llegó a 2,9% en 2016, una ligera mejora al 2015. La caída del valor del carbón y el hierro y la disminución de la demanda china, han sido una carga para las exportaciones. El sector minero representa alrededor del 20% del PIB, pero las inversiones han decaído. Australia cuenta con muchos otros activos; destacan sus exportaciones masivas de productos agrícolas, la demanda de su mercado interno sólido y un fuerte sector financiero. El crecimiento debe mantenerse alto en 2017 (se pronostica 2,7% de aumento al PIB).
Australia debe solucionar dos problemas: el envejecimiento de su población y el cambio climático. En 2016, el Gran Arrecife de Coral perdió 20% de su tamaño debido a una catastrófica situación de blanqueamiento. Asimismo, el país es uno de los contaminadores más grandes del mundo. Debido a la presión internacional, Australia se ha comprometido a desarrollar su sector de energía nuclear para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.